sábado, 17 de enero de 2009

El eco de la vida


El eco de la vida
Hoy os narro un cuento que es posible lo hayáis escuchado, pero hoy amaneció en mis pensamientos y es tan aleccionador y da tan buenos resultados que no tengo más remedio de regalároslo.
Un padre salió con su hijo a pasar el día en la montaña. El día era esplendoroso, la naturaleza maravillada a ese pequeño con sus lindos parajes, con sus flores, sus cantos de pájaros, esos arroyitos con su agua brincando hacía el valle. El padre estaba muy orgulloso de ese hijo tan alegre y curioso, a cada rato preguntaba al padre por las curiosidades del camino.
Llegaron a los pies de una montaña que maravilló al crio. Era una pared de piedra como nunca vio, miró para arriba, un piramidal pico nevado era la coronaba la pared, el niño asombrado soltó una exclamación:-¡Ooh¡ De repente escuchó: -¡Ooooooh¡ ¡Ooooh¡ ¡Ooh¡ Al creer que tenían compañía preguntó: -¿Quién eres? Por contestación recibió su misma pregunta repetida hasta que se diluía en el ambiente. Todo enfadado el crio empezó a insultar: - Imbécil. La respuesta no dejó de esperar nada: -Imbéciiiiiiiiiiiil. Imbéciiiiiiil. Imbécil. Su padre reía y reía, se acercó al hijo y gritó: - Guapo. Esas palabras se las devolvieron triplicadas.
Entonces el niño preguntó al padre: -Pero quien es el que contesta y no sale, es un cobarde. Su padre con una cariñosa sonrisa le contestó: -Hijo, no hay nadie con nosotros, lo que estás escuchando no es más que tu voz repetida por chocar contra estas paredes de piedra. Este fenómeno se llama eco. Pero además, y esto es muy importante, este eco es como la vida, te explico, si lanzas a la vida malos rollos, malos comportamientos, en fin malas acciones, la vida te las devolverá y lo malo es que las devuelve multiplicadas, es por eso que siempre debes actuar de la mejor forma posible con los demás, con la vida, hijo, siembra siempre buenas acciones y la vida te las devolverá multiplicadas y además, estas actuaciones son las que te dejan dormir y tener buenos sueños.
Queridos alumnos, como veis esto no es un cuento, es la realidad de la vida, sembrar buenas acciones y los frutos serán una deleitosa recompensa.

4 comentarios:

manu dijo...

Es posible que hayamos escuchado ese cuento Don Santiago, pero cuando es usted el Narrador, se tornan especiales y llenos de sensibilidad y ternura.
Por cierto, ¿ Para cuando el de Blancanieves y los 7 enanitos ? ( pero la " versión porno ", eh !).
Un abrazo... azo...azo...azo...

Núria dijo...

Y k verdad más grande Santi...Yo sobretodo lo hago con mis hijos, espero k ellos el día de mañana no me defrauden...Petonets.

Santi el montador dijo...

Manu, Blancanieves no es tan blanca y los enanos no tan bajitos, los que yo he visto en peli eran otra cosa. Besos tio y otros para Elo os quiero.

Santi el montador dijo...

Nuri esas enseñanzas son muy buenas, además nunca se olvidan, y te hacen recoradar a tus padres. Petonets y sigue cuidando así a tus hijos.