miércoles, 25 de marzo de 2009

A mulher lutadora


A mulher lutadora
Mi día libre, un día de relativa libertad porque siempre tienes que hacer algo relacionado con el taxi. Me gusta, siempre que puedo, tomar el transporte público, sobre todo el metro. Viaja mucha gente, historias embutidas en cuerpos que esconden el alma, perdiéndose en el anonimato que brinda la masa metreril.
Me gusta, mirar a cada uno de los pasajeros, sus manos, la expresión de su rostro, el nerviosismo, la tranquilidad que llevan, pero sobre todo me encanta mirarles a los ojos. Pienso que los ojos de las personas abren su mundo interior y expresan sus sentimientos, la mayoría de las veces los ojos hablan, pero la gente no lo sabe, aunque muchos sin saberlo lo intuyen, fijaros en los mentirosos, cuando utilizan la mentira no pueden mirar a los ojos a quien le escucha, es automático, pero rehúyen la mirada, los ojos hablan.
Estación de Atocha, las puertas del convoy se abren, con gran rapidez salen los viajeros, ya se van un montón de historias y ahora entran nuevas, es como la vida, vienen y se van, pero el tren no para, sigue tiene que transportar más vidas.
Entonces entró ella, linda y discreta mujer, venía con una gran maleta que gracias al invento de la rueda trasladaba, se notaba pesada. Atisbó si algún asiento quedaba libre, había uno frente a mí, se dirigió a él y se sentó. Se le notaba el cansancio.
Fue entonces cuando me fijé en ella, tenía un pelo largo y moreno, bien cuidado, se le ve una persona que se cuida. La piel blanquita, las mejillas rojas del esfuerzo quien sabe cuanto lleva tirando de la maleta. Ya sentada recuperó el aliento y se relajó. Tenía algo especial en la mirada, una chispa especial mezcla de alegría con un fuego interior, pero no miraba nada en concreto, la mirada parecía estar oteando su interior. Aproveché para ver sus ojos y la historia de su vida vino a mi encuentro: es brasileña, el color blanco ese le conozco, me es familiar, seguí entrando en su mirada, es joven pero ha pasado lo suyo, ha estado al borde de la pobreza, lo ha pasado muy mal pero nunca ha decaído, tiene una estrella que le ayuda, es una Leo. Con su fuerza interior junto con Dios y su trabajo empezó a salir del abismo y consiguió no se sabe como construir una pequeña casa, estudió en la Universidad ayudada por los trabajitos que iba encontrando, salió adelante ¡que fuerza¡
Vendió lo poco que tenía, gracias a eso y algunos préstamos consiguió un billete de avión para el país donde los sueños se hacen realidad, bueno eso dicen los cuentos, pero cuando ves esperanza vas de cabeza a su encuentro. Llegó y se quedó de ilegal, pero siguió luchando, y encontró lo mejor de su vida, un hombre con el que formó familia y tuvo una linda nena. Ahora felizmente casada, sigue luchando pero no está sola, le acompaña su amado Dios y su adorable familia. Orgullosa luce su esfuerzo, esta maleta es su medio de vida, vende una ropa preciosa un tanto especial, la vende en casa de sus clientes que ahora son amigos, no tiene coche, sólo piernas y transporte público, recorre todo Madrid y alrededores, pero ese esfuerzo ayuda junto al de su marido a llevar adelante a su familia. Orgullosa piensa, empecé con una bolsita de plástico y ahora tengo un maletón, sudo más pero no es en vano.
Ha llegado a su estación, se abren las puertas y sale con esa sonrisa que ilumina todo el andén. Sin poder evitarlo salgo tras de ella, no puedo quitar la vista de su silueta que va quedando la última, esa maleta pesa. El andén queda vacio, el estrépito del metro terminó, sólo queda el repiqueteo del sonido de sus tacones unido al chirriar de las ruedas de la maleta. Poco a poco desaparece el sonido y su figura desaparece dejando tras de sí una luz especial, la luz del esfuerzo, la luz de la esperanza.

PD: Este post está dedicado a las mujeres en general y en particular a aquellas que se hayan sentido identificadas en algún momento con algunos de los rasgos: que sean trabajadoras, que luchen, que dejaron todo en tierras lejanas, que cayeron y se levantaron, que tienen estrella, que tienen un Dios, que la fuerza de su interior le acompaña, que ama a su marido, que enloquece por su hija, que tiene chispa en la mirada, que suda por tirar de la maleta, que sonríe, que usa tacones, que….

18 comentarios:

Núria dijo...

Santi k bonito...me has emocionado una vez más con tus palabras...ojalá todas estas mulheres lutadoras tengan mucha suerte en sus nuevas vidas...bastante duro tiene k ser venirte a un país tan lejano al tuyo, dejando en la mayoría de las ocasiones, a su familia allí...Bejinhos!!!

Chica-T dijo...

Santi, ya te lo dije ayer, una historia preciosa y sobre todo el coraje de una mujer, muy luchadora.
Puedo imaginármela en mis pensamientos, con su maleta.

Muchos besos a los dos (me refiero a Nuria) jejeje

manu dijo...

Desde ! yá ! reivindico un post a la mujer luchadora ( ó no ) española, catalana, vasca, andaluza, gallega, castellana, etc ).
He dicho.
Un abrazo, profe.

Santi el montador dijo...

Nuria a veces ni nos damos cuenta, pero tenemos muy cerca a esa mujer luchadora, besitos y siento no haber podido ir a visitaros, pero los artistas nos debemos al guión y el cabrón del guionista todavia no ha escrito esa parte.

Santi el montador dijo...

Olguita por eso me gustan tanto las mujeres, porque hacen más de lo que pueden muchas de las veces y se les ha valorado poco, el equilibrio es difícil, besitos y enhorabuena por tu trabajo en el taxi y en TV.

Santi el montador dijo...

Manu yo también reivindico lo mismo y sobre todo a las mujeres que hacen los huevos fritos de esa manera tan especial, con puntillita, besos para esa mujer y un abrazo para ti sin mariconadas.

Susy dijo...

Eyyyy,bichooo,hay que tirar "palante".No te dejes vencer por el desánimo.Animate y te vienes unos dias a Zaragoza,un fin de semana que descanses ¿tienes algun fin de semanacompleto libre?.
Jose descansa fines de semana alternos,bueno,él descansa cuando el domingo es impar.El fin de semana que viene nos vamos 4 dias para mi tierra,Asturias,a tomarnos unos dias de descanso que nos los merecemos.
Muchos besos,Santi

Santi el montador dijo...

Eeeeeyyyyy Susy, que te lo agradezco y tengo muchas ganas de conoceros, de verdad que un día voy para allá, ya os lo diré, y ahora pasar esos cuatro días de lujo y disfrutad, besitos y cuidaros.

Beatriz dijo...

Jejejeje, que majo... :-D

Santi el montador dijo...

Beita gracias, besitoooooossss

cachorro dijo...

Que pasa colegaaa??? Joder tio , la distribución! eso es una pasta ! bueno , ya habrá más ocasiones de vernos , espero que pronto.
Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

...........(0 0)
.---oOO-- (_)-----.
╔═════════════════╗
║¡SUERTE SANTI! ║
╚═════════════════╝
'---------------oOO
........|__|__|
.......... || ||
....... ooO Ooo

( Con quien tu ya sabes!!! )

Noimporta dijo...

No sé porqué pero desde el principio del post supuse que iba a ser brasileña jajajaja....
Ayssss Santi...!
(¿Te serviría una nacional con la depilación brasileña? jajajaja)

Besosssss wapoooooo!

Maite dijo...

Este post me ha encantado, yo también miro a la gente e intento imaginar a que se dedican, pero no se me da ni la mitad de bién que a ti. Gracias por tus visitas, y disculpa mis ausencias, ultimamente no llego a nada. Un abrazo

Santi el montador dijo...

Cachorro enhorabuena por el concierto pero lo siento voy improvisando mi vida y el taxi manda es el que me da de comer. Un abrazo.

Santi el montador dijo...

Anonima muchas gracias.

Santi el montador dijo...

Noimpotita es lo que tengo de momento pero depiladitos los estoy pillando casi siempre, está de moda, te prometo pronto cambiar de nacionalidad. Besitos.

Santi el montador dijo...

Maite muchas gracias por tu comentario, a mi me pasa lo mismo, no me da tiempo para comentar en tantos blogs que visito, si te das cuenta publico menos que antes y es por el lio de mi vida, necesito estabilidad y tiempo, espero encontrarla pronto. Besitos y cuidate