martes, 20 de octubre de 2009

Mágia


Magia

Era una linda mujer, náufraga de un matrimonio que fue a pique ya hace algún tiempo. Llegó a la isla de la soledad con el corazón roto y con paciencia y sobre todo tiempo llegó a costrear al corazoncillo. Olvidó el pasado, porque pesa y duele, ahora se asoma cada día se asoma por la pantalla de su ordenador al océano de la red, ve como vienen y van las palabras chateadas, se sumerge en ellas y esperanzada arroja a la red una ciberbotella náufraga con un mensaje: TE ESTOY ESPERANDO, REGRESAME LA MAGIA.
Día tras día el mismo mensaje y nunca le llega contestación, aunque alguna vez vino a visitarle algún otro náufrago pero sólo fue un simple intercambio de cocos, dátiles y un poco de compañía, pero no funciono y cada uno se quedó en su isla, esperando y algunos incluso desesperando.
Por fin una noche avistó en la red una ciberbotella de otro náufrago, que alegría, que emoción, tanto tiempo esperando respuesta y ahora.... Lloraba lágrimas dulces, las de alegría y así con gran nerviosismo recuperó el mensaje que le mandaban: YO TAMBIÉN TE ESPERABA, ME LANZO AL MAR SIN SALVAVIDAS, MI ESPERANZA ERES TÚ.
Él, náufrago herido se sumergió sin tabla salvavidas ni nada de nada a esa aventura, confiaba en ella. Todo fue porque él en su soledad coleccionaba palabras que luego casaba inventando bonitas historias en lo que entretener su existencia, y claro al leer ese mensaje se quedó con la palabra MAGIA. Asombroso, no tenía esa palabra, no la recordaba, era tanto tiempo de olvido, de dolor y al mover esa palabra cayeron de dentro de ella otras también preciosas: COMPRENSIÓN, DIALOGO, TERNURA, CHISPA, AMOR...
Increíble como una palabra puede encerrar tanto, la explicación es simple porque es MAGIA.
La luz de la mirada de ella le sirvió de faro y pronto llegó a la playa donde se mata soledades y se miraron, se abrazaron primero con delicadeza, después con fuerte pasión cayeron por la arena se rebozaron en besos se hartaron de amor.
Y cuando se calmó un poco la pasión le preguntó a él:
-¿Y LA MAGIA ME LA HAS TRAÍDO?
-NO, OBSERVA LA CHISPA DE ALEGRÍA EN TUS OJOS, TOMA EL PULSO DE TU CORAZÓN, FÍJATE EN LOS BESOS QUE ME DISTE A BEBER, FÍJATE EN EL AMOR Y LA VIDA QUE ME HAS REGALADO. VES, ESO LO TENÍAS TÚ, ESO ES LA MAGIA, NUNCA TE ABANDONÓ, LO QUE PASA ES QUE LA DEJASTE EN UN RINCÓN, NO SE ACABÓ DE USARLA, NO, LA MAGIA ESTÁ DENTRO DE TI Y EN CUALQUIER ACTO DE AMOR ELLA SE HACE PRESENTE.
y así quedó la historia, porque la magia sigue y todos la tenéis consigo, acariciarla, besarla y ella os creará nuevas ilusiones llevándoos a lindas tierras donde el amor y la pasión no se acaban, os deseo una mágica historia.

8 comentarios:

princesita de paris dijo...

SAnti!!!magia, amor, mensajes en una botella??!!!!
dime que sii!!!!que esto va por quien yo creo!!!si es que eres un conquistador tio!!!
Que fuertee!!!
Besitos RR

Anónimo dijo...

...no Cris no...ainss este Santi no se centra...

BSS pa los dos!

Núria.

Anónimo dijo...

me encanta, es precioso, gracias, muchas gracias, estoy comenzando a ver a ese hombre q conoci en algun tiempo pasado. besos

Santi el montador dijo...

Princesita esas ciberbotellas existen,se envian millones día a día y alguna parece que ha encontrado a otro naufrago, intentarán hacer fuego con la chispa del amor y asi secaran la soledad, pondran a secar sus pasados y coseran sus presentes, uuuummmmmmmmm, que rico saborear el amor. Besitos mi Princesita y te me cuidas.

Santi el montador dijo...

Aaayyyyy Nuri que estoy intentando centrarme, pero ya me conoces cuando recibo una botella con mensaje me enternezco y......
Besitos y te me cuidas

Santi el montador dijo...

Anónimo me agrada mucho que entres y veas que no soy tan malo, que veas que tengo corazón y que siento más de lo que tu crees, soy el hombre del pasado, sin futuro, pero luchando el presente, doloroso presente, pero mira cuando recibes mensajes y salta la mágia te hace sentir que la vida merece la pena, como los buenos momentos que he tenido con anonima porque eso no se olvida, pero lo cierto es que he perdido, ya me he dado cuenta, pero que haya perdido no quiere decir que sea un perdedor, el tiempo enseña que lo que parecia derrota a sido un regalo del destino, aunque claro duele, y bueno me alegro de que hayas leido y te invito a que sigas hacendolo, muchas personas que me leen llegan a sentir todo el amor que dejo en cada relato para que os llene vuestro corazon y cuanta conmigo amiga, un besito y te me cuidas que te hace falta cualquier cosa estoy aqui ayudo a naufragos

iluso Luis dijo...

¡Este es mi Profe!...

Qué relato más...mágico. De una magia con la marca de unos de los mejores corazones que conozco.

Los mensajes en una botella que son capaces de llegar a una orilla acogedora primero han tenido que sobrevivir en medio de desatadas y terribles tormentas, en medio de olas gigantescas y tormentas sin piedad.

Por eso no importa si su vidrio ha perdido algo de brillo y presentan algún arañazo. Lo importante es que han sobrevivido y alcanzado la orilla salvadora. Ahora queda lo más fácil. Que una paseante enamorada de la playa la encuentre.

Un besazo con todas las mariconadas que quieras, Santi.

Anónimo dijo...

Herida que queda, luego del amor, al costado del cuerpo.
Tajo profundo, lleno de peces y bocas rojas,
donde la sal duele, y arde el yodo,
que corre todo a lo largo del buque,
que deja pasar la espuma,
que tiene un ojo triste en el centro.
En la actividad de navegar,
como en el ejercicio del amor,
ningún marino, ningún capitán,
ningún armador, ningún amante,
han podido evitar esa suerte de heridas,
escoriaciones profundas, que tienen el largo del cuerpo
y la profundidad del mar,
cuya cicatriz no desaparece nunca,
y llevamos como estigmas de pasadas navegaciones,
de otras travesías. Por el número de escoriaciones
del buque, conocemos la cantidad de sus viajes;
por las escoriaciones de nuestra piel,
cuántas veces hemos amado”.

"Descripción de un naufragio" Cristina Peri Rossi

...lo ví y me acordé de tí Santi...debes curarte ahora más k nunca...petonets...