sábado, 21 de junio de 2014

Creo que...




Creo que...


   Creo que he esperado demasiado tiempo sin ser consciente de su efímera caducidad, de cuan rápido llega y cuan veloz se va. Hace nada fue algo que ya pasó y ahora... ahora es recuerdo. 

   Creo que el futuro es un presente por el que el tiempo pasa con gran velocidad, todo llega y todo pasa tan rápido. Me quedo con la ilusión de los buenos momentos, con la esperanza de los bonitos sueños. Que magia tan especial la creada por los sueños de los deseos, es el motor de arranque en los momentos embarrados de la vida.

   Creo que a veces me han faltado palabras y me han faltado hechos. Debí echar a los malos hechos a la basura. Pude haber pensado que a veces no es más que simple fachada. Son escenarios de pueblo del oeste, parecen edificios pero no son más que simple atrezo . Quizá debiera haber sido inteligente o valiente, tenia que haber abierto esas puertas para adentrarme, haber visto que detrás no hay más de lo que se ve por delante. Pero me faltó algo: inteligencia, valentía, intuición, suerte...

   Creo que no somos perfectos ni iguales. Algunos aprendemos con los aciertos o los errores. Son las experiencias con su precio: el tiempo, a veces el dolor, la impotencia de no poder repetir la elección del buen camino. Y así la vida ha pasado ten veloz...

   Creo que podía haber escrito otra historia diferente, pero... Esa historia ¿Sería mi historia?

No hay comentarios: