lunes, 2 de noviembre de 2009

Sueños


Sueños

A veces la vida es pura contradicción, eso pasaba con esta pareja. Habían compartido media vida como aquel que dice y ahora...
Pero esta es la vida, el espectáculo debe de continuar.
En la vida real, en el día a día no podían ser, de hecho ya no eran pareja, habían tenido que utilizar la difícil división, donde dos entre dos no da dos sino uno mal dividido, incluso jodido, donde no se puede dividir y se dividieron sudores, risas, llantos , sacrificios. El resultado fue el de malos rollos, mientras los abogados como buitres, piden carnaza y hacen que entre la misma pareja se descuarticen sólo para ellos, así queda luego todo manchado de sangre, de insultos, de trampas, de dolor, pero la función debe de seguir. Tened cuidado en no pisar las vísceras, no les dio tiempo a recoger el fruto de la desgracia.
Eso era la vida, ya cada uno tenía su supuesto amor. Entre ellos lo sabían porque querían romper el pasado. Difícil, pero debían de intentarlo, que podían hacer. Él, le miraba cuando ella no se daba cuenta y su cara se cubría de una mágica sonrisa, pero estaba atento, ella no podía notarlo, porque entre separados no se pueden permitir esos lujos. Como contrapartida, él nunca se dio cuenta, pero ella también le obsevaba de espalda ¡hum tiene mejor tipo, si se hubiera cuidado así antes¡
Y ahora tenía que compartir vivienda, sin ser pareja, ya tenían otra, sin embargo se amaban, se idolatraban, sin poder decírselo. Estaban deseando que llegase la noche, ese era el momento en que la vida les brindaba un poco de disimulada alegría , dormir juntos, como dos desconocidos, como un niño dormido pegado a un escaparate viendo el juguete que jamas conseguirá porque no es para él. Así discurría su vida, la alegría era esa, los sueños, sueños compartidos.
Cuando cerraban los ojos comenzaban sus sueños, los compartían, se los regalaban. Él compartió su sueño con ella: aparecía con esa luz especial que solo el Caribe da, con su piel canela, un vestidito corto blanco con dibujos negros, con esa silueta tan perfecta que le daba sus 17 junios. Entonces ella le regalo a él su sueño: él llegaba vestido de blanco, deslumbrante con esa sonrisa que ella tanto hechaba de menos, la primera sonrisa con la que le conoció. Entonces los dos sueños se unieron, y los personajes recobraron el primer beso que se dieron en el exterior de un restaurante, en su primera cita para comer, fue el beso que nunca se olvidó, porque siempre quedó grabado en el corazón y que se utiliza en los sueños para inyectar un poco de esperanza, un poco de ternura, un poco de amor.
El despertador timbró y los sueños huyeron despavoridos con miedo de que los humanos les acusasen de humanos y les llevaran a la hoguera de la soledad, donde se quemarían convirtiéndose en triste ceniza.
La pareja se miró a los ojos, estaban muy húmedos, eran lágrimas, aunque los dos alegaron, en defensa propia catarro.
El móvil sonó, le llamaba el novio ¿Tuviste felices sueños cariño?
El mejor de lo posibles, le contestó ella con la voz entrecortada.
Pero el espectáculo debe de seguir, y mientras, las lágrimas esconden la magia del sueño, ese resucitado sueño, ese su primer sueño, ese su único sueño.

martes, 20 de octubre de 2009

Mágia


Magia

Era una linda mujer, náufraga de un matrimonio que fue a pique ya hace algún tiempo. Llegó a la isla de la soledad con el corazón roto y con paciencia y sobre todo tiempo llegó a costrear al corazoncillo. Olvidó el pasado, porque pesa y duele, ahora se asoma cada día se asoma por la pantalla de su ordenador al océano de la red, ve como vienen y van las palabras chateadas, se sumerge en ellas y esperanzada arroja a la red una ciberbotella náufraga con un mensaje: TE ESTOY ESPERANDO, REGRESAME LA MAGIA.
Día tras día el mismo mensaje y nunca le llega contestación, aunque alguna vez vino a visitarle algún otro náufrago pero sólo fue un simple intercambio de cocos, dátiles y un poco de compañía, pero no funciono y cada uno se quedó en su isla, esperando y algunos incluso desesperando.
Por fin una noche avistó en la red una ciberbotella de otro náufrago, que alegría, que emoción, tanto tiempo esperando respuesta y ahora.... Lloraba lágrimas dulces, las de alegría y así con gran nerviosismo recuperó el mensaje que le mandaban: YO TAMBIÉN TE ESPERABA, ME LANZO AL MAR SIN SALVAVIDAS, MI ESPERANZA ERES TÚ.
Él, náufrago herido se sumergió sin tabla salvavidas ni nada de nada a esa aventura, confiaba en ella. Todo fue porque él en su soledad coleccionaba palabras que luego casaba inventando bonitas historias en lo que entretener su existencia, y claro al leer ese mensaje se quedó con la palabra MAGIA. Asombroso, no tenía esa palabra, no la recordaba, era tanto tiempo de olvido, de dolor y al mover esa palabra cayeron de dentro de ella otras también preciosas: COMPRENSIÓN, DIALOGO, TERNURA, CHISPA, AMOR...
Increíble como una palabra puede encerrar tanto, la explicación es simple porque es MAGIA.
La luz de la mirada de ella le sirvió de faro y pronto llegó a la playa donde se mata soledades y se miraron, se abrazaron primero con delicadeza, después con fuerte pasión cayeron por la arena se rebozaron en besos se hartaron de amor.
Y cuando se calmó un poco la pasión le preguntó a él:
-¿Y LA MAGIA ME LA HAS TRAÍDO?
-NO, OBSERVA LA CHISPA DE ALEGRÍA EN TUS OJOS, TOMA EL PULSO DE TU CORAZÓN, FÍJATE EN LOS BESOS QUE ME DISTE A BEBER, FÍJATE EN EL AMOR Y LA VIDA QUE ME HAS REGALADO. VES, ESO LO TENÍAS TÚ, ESO ES LA MAGIA, NUNCA TE ABANDONÓ, LO QUE PASA ES QUE LA DEJASTE EN UN RINCÓN, NO SE ACABÓ DE USARLA, NO, LA MAGIA ESTÁ DENTRO DE TI Y EN CUALQUIER ACTO DE AMOR ELLA SE HACE PRESENTE.
y así quedó la historia, porque la magia sigue y todos la tenéis consigo, acariciarla, besarla y ella os creará nuevas ilusiones llevándoos a lindas tierras donde el amor y la pasión no se acaban, os deseo una mágica historia.

domingo, 11 de octubre de 2009

Náufrago


Náufrago

Decidió enterrar el pasado, porque le vino a ver un bello presente, al menos eso parecía, ese presente encarnado por una belleza especial, parecía que le había estado esperando desde hacía mucho tiempo y ahora ha llegado. Le revolucionó tanto su vida que nuevamente iluminó la ilusión, ya no cubría expediente de vida diaria, enterró la rutina, mató mohos que le aprisionaban que no lo dejaban avanzar, el sangrante y vampírico pasado, el dolor encarnado en pretérito.
Y fue cuando ella apareció en su vida, se conocieron en un viaje a Málaga. Que hermosa ciudad, su luz, la tranquiilidad de una ciudad pequeña y sobre todo la mar.
Y vio la forma de recolectar un futuro, liándose la manta a la cabeza se marchó a una nueva vida, se trasladó a Málaga, no dijo nada a nadie, quiso nacer de nuevo.
Entre las palmeras del paseo marítimo renacía todos los días, esas palmeras Dios son nuevas tierras, nuevas esperanzas. Lo siguiente era la playa y como todos los días en un ritual mágico sacaba una botella con un mensaje dentro, lo besaba y lanzaba al mar con la esperanza de que ella le salvase de su soledad y le acompañase en este especial paraíso, en su isla de futuro.
Día tras día se acercaba al mar aun sabiendo que nunca contestarían su mensaje, pues jamás le dijo a ella que la amaba, él no se consideraba a la altura de ella, le quería tanto que deseaba un hombre mejor que él para ella. Que contradictorio es esto del amor, amas tanto que deseas otro hombre para ella, que no se enteró de nada, es más no sabía que él estaba en Málaga con una nueva vida.
En una mañana especial, con una luz mágica la playa se pintó de amor, una botella llegó a la orilla.
Increíble, un mensaje especial esperaba dentro, era un papelito en blanco con el carmín de unos labios conocidos, tenía el aroma del perfume que siempre tenía en su cabeza, eran sus labios.
Las lágrimas inundaron sus ojos y comprendió que ella también era una naufraga, sola, era un corazón que necesitaba calor, y le necesitaba a él, ni más ni menos, a él, porque ella también lanzaba botellas de naufraga buscándole.
Cuando dos náufragos se encuentran pasa lo que pasa, se abrazan, se besan, se comen, porque están hambrientos de amor, se curan las heridas, porque están medio muertos de batallas perdidas donde entregas corazón y lo rescatas partido.
Decidieron pasar del Sol de hiel, a que toda la vida fuera Luna de miel, se fundieron en un tórrido beso, ese beso infinito que guardas para las ocasiones de vivir eternidades. Cayeron en la arena abrazándose como posesos, quemaron olas, mataron sombras palmeriles y el olor de amor inundó la mar, porque esa mar fue testigo de su primer encuentro y ahora es el maestro de ceremonias en este bello acto, su encuentro, SU AMOR.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Recuerdos


Recuerdos

Fabrico futuro de recuerdos pasados
es el Tetris de mi vida mal colocado
y las piezas como los recuerdos
no puedo con ellos
bonitos pero muy pesados.

Tu pelo viene a mi mente
mi mente de menta
en sueño cargada
y mi soledad
sola y pesada.

Mi corazón te busca
mi piel necesita de tu piel
mi boca de tu boca
tu boca de la miel.

La miel que ahora dejaste en mí
amarga como la hiel
porque tu recuerdo me mata
las cuerdas del pasado
me duelen me matan.

Quiero respirar tus labios
sentir tu piel
bañarme en tu carmín
pero la vida es así
y en mi soledad no existe nadie
solo la nada
nadar en la nada
abrazar naufragios
naufragar en unos buenos brazos.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Como un perrito


Como un perrito.

Querida amiga, me alegraré que a a la llegada de la presente te encuentres lo mejor que te hayan dejado, tú ya me entiendes.
Tu misiva no me alegra por lo que toca a tu corazón, pero me encanta ver que en mí tienes un hombro y un corazón que te ayudará en todo, es la vida, y así tenemos que tomarla.
A mi mente, después de leer tu carta ha venido una imagen de mi niñez. Es una imagen que me acompaña a lo largo de la vida.
Cuando era un cahavalín y me llevaban al pueblo a pasar vacaciones, había un fenómeno que siempre llamaba mi atención. Soy un amante de los animales, para un chico de ciudad un pueblo en esos tiempos era un zoo a lo grande, antes no había tanta máquina y sí muchos animales para ayudar a las labores de agricultura, con lo cual te quedabas alucinado con las gallinas, los conejos, las mulas, etc.
Recuerdo el susto que me dio un conejo que estaba montando a una coneja, vi que se quedaba muerto después de... El cabrón de mi primo se reía de mí, yo no entendía que pasaba, fue un descubrimiento de una sexualidad tabú en esos tiempos de pecado, luego nos gustaría ser un poco o que coño un mucho conejo, que cosas, que recuerdos, que inocencia.
Pero querida amiga, no es de eso de lo que te quería hablar, no. Es el recuerdo de las calles empedradas o no, de esos pueblos de Dios. Siempre había por allá perros sueltos, buscándose la vida, era muy duro porque esos tiempos eran peores que estos. Me daban mucha pena esos perros que se acercaban tímidamente con el rabo entre las piernas y temblando, no se sabe si de hambre y debilidad o de puro miedo, porque había muchos cabrones sueltos, que les tiraban piedras, cualquier movimiento en falso y el perro corría que se las pelaba.
Procuraba darle algo de comida e intentaba acariciarle, eso era muy difícil porque tenían mucho miedo, les habían dado muchas ostias en la vida y mi querida amiga, fíjate en el símil, yo estoy como quizá tú, siendo un poco perrillo callejero, abandonado, con la ventaja de que tenemos libertad y experiencia. Buscando solo un poco de cariño, no a cualquier precio por supuesto, miramos con carita de dejarnos y de dar amor, pero ojo, dispuestos a correr cuando vemos cualquier gesto extraño, ya no dejamos tiempo para ver si nos van a dar un beso o un palo.
Tranquila mi querida amiga, sigue habiendo calles y estamos libres, queda amor no lo dudes, cualquier día, en cualquier puerta te pueden dar esa caricia, ese amor que tanto necesitas, no lo dudes, tú eres amor, tú das amor, tú recibirás amor. Cuida el corazón y si tienes que correr, corre pero eso sí cuídate, no dejes que te hagan daño porque tienes muchas personas que te quieren y que estamos a tu lado, no deseamos que sufras. Seremos perritos felices, besazos y te me cuidas y si tienes que ladrar incluso morder por defenderte hazlo, y si te hieren en el intento tengo botiquín para curar heridas.

domingo, 30 de agosto de 2009

Palabras perdidas


Palabras perdidas

Se le hicieron callos de hierro en el corazón. Es tanto tiempo marcado por la soledad, siempre acompañado de nadie, la misma rutina, pero amanece que no es poco y lo mejor, no tiene a nadie que le haga daño.
Mientras, su vida discurría como siempre, sumergido en esa rutina que como río te conduce a donde quiere.
Y ahora en esta noche mágica después de tanto tiempo se ve en esos brazos, con esa piel arropándole, y ese olvidado calor, esa piel mojada de deseos, con ese perfume de mujer que recorre sus sentidos. No lo puede creer.
Todo va bien, sí ahora va bien, sin líos, con ojos en todos los lados, sin equívocos, con un intercambio de caricias un regalo de compañía, y los besos se destapan con ese sabor especial olvidado.
Todo va bien, muy bien, pero su mente sigue no se donde, porque le mira a los ojos e intenta ver en su corazón y cuando parece que le empieza a ver escucha de los labios de ella una palabras extrañas, olvidadas, son unas palabras perdidas: TE AMO.
Te amo, si acaba de conocerle y le dice eso, se quedó inmóvil, no supo que hacer, ni que contestar, porque la última vez que creía en esas palabras le costaron muchos años de convivencia, de lucha, de cariño, de amor y ahora así tan fácil, se acaban de conocer, y le dice las palabras perdidas, deberá buscarlas en los adentros del diccionario del alma y recuperarlas para su vida o deberá olvidarlas para siempre, quizá la gente no sepa utilizarlas, pero a él lo dejó inmerso en la soledad de sus palabras perdidas.

miércoles, 12 de agosto de 2009

De vuelta a la vida


De vuelta a la vida.

Increíble amigos, el más difícil todavía, cuádruple salto mortal, sin red, sin suelo, sin nada de nada y no necesito aplausos, porque es la misma vida, vosotros amigos quizá estéis en ello y no os deis ni cuenta, es la vida.
Hay veces que no se pueden poner peor las cosas, pero......... menos la caja pino todo tiene solución, son sudokus difíciles, pero son números y al final se da con ellos, con más o menos dificultad, con más o menos tiempo para resolverlos, pero amigos, todos se resuelven, no se puede tirar el boli (el boli siempre preparado por lo que pueda pasar) y no rompáis el sudoku se tiene que resolver.
Amigos por fin me soltaron del hospital, todo un alivio volver a la vida de afuera donde el tiempo corre. Mi deterioro físico se nota, estoy flojo pero poco a poco me recupero, esto es de tiempo y buenos alimentos. El pago ha sido caro, pero al menos me cogieron a tiempo y me cuidaron.
Lo mejor de todo mis adentros, vacié todos los cajones interiores, coño, estaban con moho, con mucha mierda, esa mierda que te axfisia, no me dejaba caminar, me bloqueaba y bueno he limpiado a fondo, muy muy muy a fondo, señores hombre nuevo sala a la vida.
Positivo, presente, presente positivo, caca a la basura, amigos buenos amigos a mis cajones, puta soledad ¿qué es eso? Positivo.
Gracias a mi madre de 74 años que estuvo en todo momento con su sacrificio y sus pocas fuerzas a mi lado, una madre todo un coraje, todo corazón, toda mi vida. Gracias a mi hija Irene que también se comió lo suyo de un padre que por circunstancias de la vida no pudo tener mucho a su lado, pero que el tiempo y la verdad hicieron posible la vuelta de vidas, el amor. Y muchas gracias a todos vosotros amigos que estuvisteis a mi lado, gracias porque me curasteis siendo apoyo en momentos tan jodidos, gracias por apostar por UN CABALLO PERDEDOR.

miércoles, 29 de julio de 2009

Hospital primeras luces


Hospital primeras luces.

Nos sobran arrugas.

Luces de oscuridad,
ley sin autoridad
fríos
que de silencios hicieron
perpetuas nieves traidoras.

Porque es bueno raíces nobles
porque sobran traiciones
aunque árbol
se hace lo que se puede
aliviar fuegos
dar sombrones.

Porque existe la palabra
y no sabes de verdades
utilizas las traiciones
te sobrarán arrugas
te faltarán verdades.

miércoles, 22 de julio de 2009

Hospital y punto


Hospital y punto.
Cuanto más oscurece es porque va a amanecer, eso dice una canción, tiene mucha razón. Hoy he despertado muy pronto, pero feliz, con lágrimas de alegría, las ricas, son dulces, las alegrías matan la sal de las amargas. He estado agradeciendo que sigo, el amanecer, dormir ayer con la mejor tensión de estas últimas amarguras físicas y psíquicas, he pensado en una personita calculando que acabaría de entrar en dulce sueño, porque seguro acababa de soltarse en sábanas.
Reflexiones muy positivas en el día de ayer. Fue especial, mágico, bueno una lista de adjetivos, en resumen, llevo días que observe un portón grandioso y pesado dentro de mi torturosa oscuridad. entraba un pequeño rayito de sol, he aprovechado para ir poniendo trocitos de mi corazón a calentar, va haciendo efecto. Descubrí un picaporte, he ido abriendo la puerta¡Ohhhhhhhh¡
ha aparecido una enfermera especial, con reparador de riñón (lomo ibérico extremeño). Me comí un bocata y se ha quedado pegado a los riñones, se van aliviando. Mi enfermera particular ha venido desde Trujillo, es ESPECIAL, es EAGLE NURIA.
Ayer por primera vez nos conocimos físicamente, pero ha sido mi eagle desde mi jodida situación, alguien que siempre me dejaba algún correo de apoyo, aliento, esperanza, vamos mi botiquín de emergencia. Pues se hizo presente, me deleito, prácticamente todo el día, hizo lo que a mi me gusta, escuchar, la verdad no me gusta hablar de mi tanto, pero la jodia tiene deformación profesional, es enfermera y me dejó salirme de adentros. Puedo decir que estoy muy aliviado. Niña, quizá no te diste cuenta, pero entré por tu mirada, y me bañé en interiores, me asomé a tu corazoncito, me gustó, eres muy buena persona, no cambies. Siento no haber podido acompañarte por Madrid, pero comprende, como vas a ir cogido del brazo de un tío con una batita de hospital con el culito al aire, mira, hacemos una cosa dejemos pendiente para una mejor ocasión, te doy mi palabra, si salgo de esta y de verdad ese ibérico se ha pegado al riñón, vamos a pasear por Madrid como hay que pasear. Me has conocido poco pero suficiente, soy hombre de palabra.
Y bueno tengo mucho que seguir contando pero no quiero aburrir con mis cosas, sólo decir que EAGLE NURI me destensó la tensa tensión, por favor, haced lo que yo, enfermeras especiales, personitas corazón, alegres y radiantes por fuera, orquesta por dentro, pero eso sí llenas de luz, de cariño. Ella sufrió un cambio, se y me alegro de ello, dejó el chorizo por el amor, alimenta más, de veras, sabes cuantos viejitos has mandado con el alma satisfecha, seguramente más que con aquella producción choricera, pero de algo había que vivir, mi luchadora Nuria.
MUCHÍSIMAS GRACIAS ME EAGLE GUARDIAN DE AYER, CUANDO FUISTE DEJASTE LUZ, DESPUÉS PASARON COSAS MÁGICAS, MARAVILLOSAS. BESITOS Y TE ME CUIDAS.

viernes, 17 de julio de 2009

Hospital 7.15


Hospital 7.15

Cuatro trocitos de riñón
batita de culito al aire
te ves ridículo
¡que putadón¡

Desgarro por raposa
destrozo de corazón
algodones, una rápida sutura
se desgrana, se perdió el amor.

Percha goteril en ristre
recorro la habitación
porque necesito vivir, recuperar la luz
sentir, curar pasados, SALUD.

Amigos que dejan comidas
por venir a curar mis heridas
personitas queridas,
los presentes lejanos
los de con y sin red,
mis fieles, los que me dais aliento
consuelo, salud, vida,
gracias por ser
vida en este al momento
donde me quedé sin oxígeno
gracias por ser mi nuevo viento.

martes, 14 de julio de 2009

Hospital 18.25


Hospital 18.25
Comprobar ortografía
Este post debía de estar parido antes, pero las circunstancias no me lo han permitido, ya está todo hecho, he podido respirar sol a la vez de intentar solucionar problemas para no ver a mis hijos en la calle.
Desperté a las cuatro de la madrugada, no puedo hacer otra cosa, tengo un grave problema y me dan ganas de ver más tiempo vivido. Volví a mirar a mi hijo tetrismente colocado en el sofá de dormir al lado de los enfermitos. Tuve la misma sensación del otro día, ternura y dolor por sentir lo que está pasando por culpa de malas cabezas, es un sol.
Hoy quería hablaros de una visita especial. Vino a verme una amiguita brasileira, una chica de una relación próxima en tiempo y sentido, alguien que me levantó la moral, que me hizo sentir sensaciones apagadas, que reavivó mi fuego.
Las noches cambiaron, ya no iba con miedo a casa, porque antes repostaba a su lado moral, caricias, ternura, amor en una palabra. No sabéis como pesa la soledad, como duele el abandono y ella, con una simple caricia en la mano, un entrelazado de dedos en el pelo lo iluminaba todo.
La cosa no funcionó, la verdad no lo sé ni ella lo sabe, porque ni estamos ni dejamos de estar, ni tenemos ni dejamos, es difícil de decir, pero con las mujeres que pasan por mi vida he procurado quedar bien con ellas, no concibo que a alguien que amaste puedas odiarle, quizá por eso pase tanto sufrimiento intentando buscar el equilibrio, siempre por el hilo sin red y a veces sin suelo.
Iluminó mi tarde, vino a verme no os voy a decir más porque no hay palabras, solo los silencios escuchados, los interiores unidos, las mentes fundidas, los corazones mirándose, los recuerdos acariciados.
Han sido los ABRAZOS. No se puede describir, sólo notar, recibir, dar,viajar, no hay sexo, no, hay orgasmo físico es algo más, es universo vacío de llenos, porque las mentes viajaron a los buenos momentos, a lo rico de los fluidos, al tiempo eterno parado en el deleite del amor.
ABRAZOS, ABRAZOS, ABRAZOS.

domingo, 12 de julio de 2009

Hospital 5.0


Hospital 5.0

Nuevas y regeneradas luces pintan las muertas oscuridades de la noche.
Está amaneciendo. En las habitaciones del frente también aparecen nuevas luces, es maternidad. Nuevas lucecitas llenas de esperanza, de alegría para sus padres, para la vida.
Es entonces cuando hecho un vistazo al sillón, mi hijo en forma de Tetris se ha encajado toda la noche para pasarla a mi lado, para que no esté solo. Me entra esa sensación tan bella, la ternura. Acude a mi mente su figura pero en bebé, me acuerdo de su alegría, cuando le decías alguna cosita y se reía, de algún susto que nos dio por su salud, de como empezó a crecer y crecer y pasarme de cabeza, pasarme de largo.
Es mi hijo, mi orgullo, veo en él rasgos míos de los que me agradan, tiene nobleza y está a mi lado, que más puedo pedir, la carne se me torna ave, Ave Phoenix, deseo volar, librear, librear y perderme en un nuevo presente en un agradable futuro.
Me he quedado no sé el tiempo contemplándole, que rico momento, que sabroso.
De esta salgo reforzado, quiero salud, lo que es mío y me arrebataron, y veo al cerdo engordar, estoy doblado de conseguirle comida, pero todos los años viene San Martín, pronto lo celebrarás mi querido gocho, porque es así la vida, tienes que pagar deudas.
Y sigo pensando en nueva vida, en palmeras, he tenido un sueño de cabaña cercana a agua y de una linda mujer de cabello largo y negro, me he levantado en forma, ufff, quiero salir y vivir, la lucha seguirá pero también disfrutaré sé que me estás esperando, voy por ti, prepárate voy por ti.

sábado, 11 de julio de 2009

Hospital 10.0


Hospital 10.0
Pasan las horas, los minutos, las eternidades, los vacíos, los llenos, todo pasa, algo queda, algún recuerdo porque no todos son buenos y hay que hacer limpieza cerebral, desterrar daños aliviar equipaje.
Y así mientras la vida sigue por fuera de la asepsia, donde sólo ves pastillas, catéteres, vendas, esperanzas, adióses, holas futurables embutidos en llorones bebes, las horas pasan lentas. Miro por la ventana, no ves nada, patio interior, no quieren mostrar que el ritmo caníbal sigue, es como si te encapsularan en una nave que se aleja del mundo real, pero sé que el mundo donde parece que órbita es irreal, ahora estoy en la nube pero caeré como las gotas y tendré que luchar en la caída, mojaré personas, personitas coches irritados, tiraré humos alcantarillados, quizá seré charco que algún taxi con sus prisas atraviese mares, o quizá tome nubes tropicales, me llevarán a Brasil, humedeceré mulatitas, recorreré palmeras, mojaré playas, recorreré cuerpecitos envueltos de tangas de hilo dental, aaaaahhhhh, eso me gusta más como anhelo vivir nueva vida, estoy hasta los cojones de hacer malabares culeriles sin vaselina, atravesar altas tensiones sin redes de caída pero con red eléctrica que me quema, pero esto son reflexiones hospitaleriles, formas de pasar tiempo, sueños, sueños, sueños...........

viernes, 10 de julio de 2009

Hospital 7 am


Nubes de batas blancas
asepsia galénica
reacción alérgica
corte de mangas
se quedan mancas
vienes herido
te zurcen el tejido
sutura, sutura, sutura
corazón roto
por falta de armadura
pecho abierto
pensamiento incierto
porque el cuerpo es sólo cuerpo
porque no me gusta muerto
porque necesito vida
vida de vivirla
de vivirla a tu lado
hay que romper candados
quiero abrir puertas
romper ventanas
ver amanecer cada mañana
sentir aliento, besos, calor
y trocar todos mis malos ratos
por ti
todo por amor

sábado, 27 de junio de 2009

Caribe bar



Caribe bar

Los sentimientos son como puñales/Te hecho de menos y no entiendo porque/Quizá el mañana cure las heridas/ que me hizo el ayer.

Mi cuerpo es un cuatro deformado, el taxi se da cuenta, son muchas horas acariciándole su volante, sigue guiñándome el dial y regalando poesía rota Melendiana, sabe que me gusta. Es hora de llevarme a descansar, pero no quiere depositarme en la habitación del pánico, sabe que no gusto de la caída a los avernos de la soledad.

Y lloro delante de un vaso vacio de un bar/Soy un pirata en un mar Caribe/De una carretera general

Gira a la derecha, encuentra la carretera general oscura, el GPS le susurra al motor por donde se va. La noche oscuro pozo, de pronto me veo parado en una cuneta bañado por un neón rojo, mi cara refleja como tatuaje rojo Caribe bar, Caribe bar, Caribe bar. Decido entrar a pitonisar mi futuro en una taza de ron, porque los piratas hacemos prácticas proféticas con fluidos etílicos cañosos, néctares ronianos.

Pasan los años/Reviso los daños/Y en mi cabeza algo no marcha bien/No me hace caso/Ya no te quiero querer

Pido un ron para ver mi futuro, pero el tabernero me indica que primero debo de entrar en mi pasado. Miro el etílico de garrafón y veo mi doloroso pasado, me entra pánico, lo bebo de un trago, me pone otro, otro, otros más pierdo la cuenta porque lo remoto me pesa me duele, quiero olvidarlo, no lo conseguí, aunque si me pareció perder cuenta del alcohol que entró a formar parte de mis pulsos. Entonces sentí el desvanecimiento, la caída al abismo, mi cuerpo se desplomó hacia no se donde, hasta que unas redondas caderas mulatitas pararon mi dolorida alma posándola en unos dulces pechos caribeños.

Lleno de princesas ligeras de ropa/De sangre caliente y con el alma rota/Que de tantas ostias que les dio la vida/Llevan por bandera un tanga y una liga

Se tiró abrazada conmigo hacia el inmenso océano de sábanas de seda, y quedamos empapados en sudor, con piernas entrelazadas, con fluidos intercambiados, con las miradas acariciadas, con los pechos parcheados erectos, las lágrimas fluían en las pieles, porque los piratas tenemos muchas penas y cuando estamos entre nosotros, nos desahogamos, nos quitamos los garfios, enseñamos los daños que tenemos debajo del parche, nosotros lo ponemos encima del corazón, porque está muy jodido por las ostias de la vida. Intenté encontrar su tesoro, se lo saboreé, loca de placer busco el mío y fue una sensación nirvánica, Caribe bar, Caribe bar, Caribe bar, baaaarrrrrr, aaaaaaarrrrrrr.

Si yo soy un bucanero/ Sin parche ni pata palo/Para que coño los quiero/Si yo no soy de los malos/Yo soy un pirata bueno/Que ha encayao entre tus piernas/Rebotao del mar revuelto/De tu levantar de cejas/De cuando frunces el ceño/No hay mensaje en mi botella


sábado, 13 de junio de 2009

Como tú


COMO TÚ

Voy vagando por el mar
en tierra destrozo caminos
en aire no puedo volar.
Siempre me pasa lo mismo,
no te puedo encontrar
porque nadie tiene tu pelo
la sonrisa no es igual
sus noches no desprenden amor lunar
sus pechos no rebosan miel,
sus besos saben a hiel.
Por eso amor,
necesito tu aire
perderme en tu piel,
saciarme de tus besos
recordar de nuevo tu sexo
aclarar la luz de luna
con tus ojos
y hermosura.
Porque como tú
mi amor
no encontré ninguna.

lunes, 8 de junio de 2009

No es lo que parece


No es lo que parece

Cuando le miró los ojos tuvo la sensación que le conocía de toda la vida, no le podía olvidar y es que esta mujer le dejó una honda huella, sin conocerle apenas él, pensaba que vivió con ella toda una vida y no era cierto, se conocían de dos días. Ella no le hacía mucho caso, la verdad, estaba en una relación quizá un poco monótona, quizá acomodada, eso solo lo sabía ella. Regalos no le faltaban, alguna joyita, algún trapito, cosas de esas, desde luego con más valor material que lo que esa mañana le había regalado ese hombre desconocido. Él, más mayor que su actual compañero, más feo quizá, pero con una chispa de alegría que siempre intentaba incendiar la apagada vida de la linda muchacha. Se esforzaba, incluso lo conseguía, pero esta vez le dejó sin palabras cuando el loco hombre dijo: Te traigo el regalo más bello y que más se puede acercar a tu belleza. Sé que te parecerá feo, pero las cosas no son lo que parecen, las cosas son lo que son. No mires el exterior ahora, dale tiempo y cuídalo, entonces de su bello interior verás que realmente surge la perfección de la hermosura.

Era un palo seco con unas espinas ¡Qué horrible¡ pensó ella, este tío me está mintiendo, más bellos son los collares que me regala mi novio ¡pero esto¡ Haz el favor de no ofenderme con esa mierda y tíralo.

No le hizo caso y aunque compungido, trago lágrimas y lo plantó en el jardín de la dama. Día a día se dama la gran caminata para regar el rosal. Ella desde la ventana le observaba con una mueca de desagrado, entonces le prohibió la utilización de su agua. A él no le importó, decidió regar el rosal con sus propias lágrimas. Y así fueron pasando los días, él se sentía orgulloso porque sabía que esas lágrimas darían la rosa azul más preciosa del condado. Pero ese día se encontró un poco raro y miró hacia la ventana donde estaba la muchacha, le dolió la expresión de asco que le regalaba por la que él daba todos sus sacrificios por bien empleados. Y …esto que vivo ¿es un cuento? No coño, esto es realidad, es una historia no un cuento, me cagüen toooooo, ¿soy un jilipollas o una persona con dignidad?

Entonces miró a la ventana, le hizo un gran y bonito corte de manga, observó al palo espino y le dio sus dos últimos riegos: una gran meada acompañada de un escupitinajo. Se marchó a su casa, la ducha se llevó los restos de tontería que le podían quedar. Maqueadito con sus mejores galas, perfumado como para matar cerdos se asomó a la calle, levantó la cabeza y oteó el horizonte. Perfecto, mujeres hay un montón, mejores que la otra, seguro, que me quiera más que ella, con certeza. Y se marchó orgulloso de lo que es, una persona que da corazón en la vida, pero dejando la tontería de que debe de dar amor recibiendo sólo desprecios. Es que mejor solo que mal acompañado, mejor amado que despreciado.

La verdad, la tía esa era una desagradable, una cara de palo, una pedorra. Con el tiempo se quedó vieja, gruñona y chepuda, acompañada de su guapo galán que también envejeció, se puso calvo, barrigón y pedorro.

Y ES QUE LAS COSAS SON LO QUE SON Y NO LO QUE PARECEN.

viernes, 5 de junio de 2009

¿Por qué?


¿Por qué?

El porque de los deseos,
el porque de las saudades,
el porque querer queriendo a quien no quiere,
el porque de la mentira
el porque desear verdades.

El porque querer utilizar ordenador ajeno,
el porque de un corazón herido y torero,
el porque de un amor lejano
el porque de un amor gratis cercano,
el porque te estoy escribiendo esto
el porque me parece que molesto.

¿Por qué él?

martes, 26 de mayo de 2009

Quijoteando y Sanchando


Y quería olvidar su nombre, quien era, su equipaje, todo le venía grande, pesado. Se lió la manta a la cabeza y se fue como vino, sin nada, porque para que quería tanta cosa vana, sólo le sirve de peso, es incómodo tener que vigilar constantemente las pertenencias.
Para que quería los 100 tomos del Espasa, los 1001 peinados de caniche, el Cossio, para que si en la calle no hay estantes, tampoco estaba la mente para batir pensamientos, lo que menos necesitaba en esos momentos era pensar, elaborar pensamientos, deducir, futurar. Sólo necesitaba olvidar, lavar mente, desaguar lágrimas amargas, secar pensamientos rotos.
Por eso salió una mañana, sin decir nada, la verdad, tampoco le escuchaban, para que perder el tiempo con lo valioso que es cuando quieres vivir.
Por equipaje sus pequeños bolsillos, casi vacíos pero con lo suficiente, algo de dinero para pasar el día, mañana amanecerá un día nuevo, un sol igual pero distinto. Donde guardaba lo verdaderamente importante era en su mente, estaba llena de esperanza y más abajo, en su corazón que lo dejó abierto para mostrar su cálido amor por si alguien lo necesitaba o por si alguna bella Dulcinea lo rellenaba, porque en el fondo era un Quijote, por eso se veía así, lleno de locura, de fantasía o quizá, eso sea la verdadera realidad y los demás no ven a los cabrones de los gigantes molineros, a los avaros banqueros en procesión buscando sangre vasalla, a las feas mozas disfrazadas de bellas doncellas riéndose de los sentimientos puros, esa realidad, esa fantasía, esa vida, ese sueño.
Y paró mi taxi y dijo: Mi buen Sancho llévame a la ínsula de la felicidad.
Di la orden a mi navegador, se pasó pensando horas cual sería ese lugar, como veis, la tecnología no ha llegado a la perfección, a Dios gracias.
Solté riendas a mi modus vivendi y no sé en que lugar estamos, tampoco nos importa, estamos mirando el mar. Sacaremos el queso alforjero para yantar y seguiremos soñando e imaginando si cruzando el gran charco consigamos el edén del placer, el oasis de la felicidad.
Y la tinta seguirá rellenando inmaculadas y virginales hojas de dos vidas y la historia continuará.

domingo, 10 de mayo de 2009

El orden de los factores no altera el producto


El orden de los factores no altera el producto
La madrugada acariciaba su piel, ya estaba cansada de tanto trabajo, los sábados por la noche salen muchos jóvenes a disfrutar de la alegría alcohólica. Por hoy ya había hecho suficiente dinero, tampoco es muy ambiciosa.
Al levantar la mano para parar un taxi le brillaron las rojas uñas, el sol le avisaba que tenía que volver a ocultarse, como vampiro, y esperar a la cortina de la noche que todo oculta.
Esos pechos tan grandes llamaron la atención al taxista y ella mostrando su muslo desde esa minúscula faldita, dejó visible la belleza de su cuerpo. Orgullosa siguió mostrando el poderío de su seducción, pero ya no estaba de servicio, entonces le habló al taxista, con cariño y le contó su vida.
De niño, no jugaba al fútbol, no tenía ninguna banda para apedrear a los enemigos, no le gustaban los juegos de niños. Tenía muchas amigas, era un chico diferente, le encantaban las muñecas y sabía mucho de ropas, le cogía las braguitas a su hermana mayor y se las ponía. Todo un problema, una persona que odiaba la violencia, no gustaba de enemigos, pero los aislaron, le llamaban maricón.
Y ahora una vez llegada a su destino, acude al pobre de la esquina, como cada día, y le da su limosna correspondiente, pregunta con atención sobre la familia del pedigüeño y le invita a desayunar. Después de saludar al panadero, al del super, al kioskero, a su vecina la viejita, a la que por cierto, siempre le ayuda subiéndole compras para que la mujer no se caiga por esas empinadas escaleras, abre la puerta de su minúscula buhardilla, tarda poco en desnudarse, solo despojarse de la minifalda, se arrodilla ante su Virgencita, le reza con lágrimas con devoción y se acuesta con la mente y el corazón limpio.
El día le oculta como apestado, pero lo cierto es que como persona es de lo mejor, se llamaba José María, ahora se llama María José, y sigue siendo una de las personas mejores que existe en la vida de sus vecinos y amigos, porque da lo mismo como se llame, es lo mismo José María que María José porque el orden de los factores no altera el producto.



viernes, 24 de abril de 2009

El tren de la vida


El tren de la vida

Paseando llegué a la estación de tren
no tenía necesidad de viajar
¿O quizá si?
Mi vista se recreaba en los distintos trenes
en los tableros de los horarios.
Vi trenes de mercancias, su contenido es valioso
pero su valor solo es material.
¡No me interesa¡
Trenes lentos, sin horarios,
paran en todas las estaciones,
no están mal pero quizá no tenga tiempo
para tanto paseo, no tengo necesidad
de distraer mi vida.
Hay también trenes muy rápidos
realmente son bonitos, deslumbrantes
seductores, diferentes
en ellos necesitas menos tiempo,
ya empiezo a disponer de poco tiempo
creo que subiré,
me atrae mucho la idea y necesito viajar
que me alejen de este lugar
que tanto daño me ha hecho.
Tengo tantas heridas
estoy en una pura hemorragia
con este tren seguro llegaré a tiempo
para no morir, desangrando
lo intentaré, además la azafata
es muy cariñosa, está llena de caricias
sé que este es mi tren
locuraaaaaaaaa
treeeeeeeennnnn
meu beeeeeeeeeemmmmmm

Obrigado pelo tren

martes, 7 de abril de 2009

Encuentro en la primera fase: El café


Encuentro en la primera fase: El café

Miento si digo que me gusta el café, soy persona de té, pero la invitación de un amigo a un café no se puede despreciar, y eso fue lo que sucedió, que acepté y pasó lo que tenía que pasar, me subió la tensión, la ilusión, la alegría de vivir. Fue un encuentro en la primera fase, sí, porque ahí estabas tú, sólo al verte me di cuenta que eras la persona que la vida me tenía reservada desde hacía tanto tiempo. Tu rostro angelical, tus ojitos que me enseñaron tu dulce corazón, te encontré como sola, ausente de la alegría, esperando que alguien arropase con cariño tus sentimientos, tus añoradas pasiones, amor, eres tú la personita que siempre esperé.

Increíble, que desde el primer momento, hablásemos con toda naturalidad, como si nos conociésemos de toda la vida. Aunque en el primer momento creyeras que mis palabras eran aduladoras, que iba a cuchillo, no era así, es que me salía de dentro todo el amor encerrado en mi corazón de tanto tiempo atrás. Sé que te sorprendiste, pero mira, ya te lo he demostrado, no miento, todo lo que te dije se ha hecho realidad, al igual que tú, que con toda sinceridad me contaste tu historia, además de dejarme que tu corazón me lo confirmase.

Había caído la tarde, el café se acabó y la noche oscureció Perales, pero estábamos iluminados por la llama del flechazo, y nos fuimos a cenar como si de toda la vida nos conociésemos, hablamos, nos miramos, volvimos a sentir que alguien nos escucha, que nos comprende, sí, amor, me volviste a ilusionar, viste que todavía sientes y te sienten. Te acompañé a la casa de los amigos que tanto bien nos hicieron, era muy tarde, pero nos faltó mucho tiempo para seguir conociéndonos. Quedamos para que mi taxi te llevase al día siguiente a la estación de buses. Todo por culpa de un café, ¿o fue por tu culpa?

Alegría de ver la nueva luz del día, amanecí con una sonrisa especial y es que soñé toda la noche contigo ¿por qué amor? Cuando te recogí para llevarte a la estación ni me lo imaginaba. Mi taxi jamás tuvo una copiloto tan linda como tú, arrancó y me dijo: Es muy linda, nos falta tiempo para conocerle, cometamos una locura. Siempre le hago caso a mi taxi, es mi única compañía, él sabe de mis alegrías y de mis penas, siempre hace lo posible por ayudarme. Bajó la velocidad, no fue suficiente, se pasó la salida de Av. América y… No me lo podía creer, pensaba que las locuras no existían, pues sí, por ti hago locuras, no lo ves cartelito de Burgos.

El taxi se alegró de acariciar tu cuerpo en su asiento, te relajaste, seguiste hablando y escuchando, miramos las nubes del cielo castellano, eran como esponjitas de chuche dulces, decidimos contar los árboles de fruta de la pasión que encontrábamos junto a la carretera. Nos dimos cuenta de que había muchos árboles de fruta, pero no de la pasión, porque esa pasión la teníamos dentro del taxi. Y la pasión nos volvió locos, locos de pasión, locos de camisa de fuerza, al notar que las camisas de fuerza no nos sentaban bien, no nos dejaba disfrutar de la pasión, las quitamos tirándolas por la ventanilla. Me miraste el pecho, estaba sangrando aún, entonces lo besaste y tu carmín curó la herida, tus besos unieron mi corazón partido, que alivio recuperar el ritmo de sus latidos, ya está latiendo gracias a ti. Y entré por tus ojos viendo como tu tristeza estaba apagando ilusiones, pasiones, esperanzas. Mis besos te recobraron, lo ves, hay vida después de la vida y tú mi amor, eres vida pura, eres un cielo iluminado que merece conocer lo que es cariño, lo que es sentir que alguien está contigo y tú en él siempre y en todo momento, necesitas sentir mucho amor.

La meta iba acercándose, muy a pesar nuestro llegamos al destino. El romántico mundo se acabó, pero es la vida, la cruda realidad. La despedida, cortó nuevamente la necesidad de estar juntos, fue muy bonito mientras duró, al menos quedamos con un dulce sabor de boca. ¡Hasta pronto mi amor¡

A tirones de motor conseguí que mi taxi se marchara de allí, no sin antes piropearte con varios toques de claxon, y guiñándote los intermitentes del lado izquierdo que es el derecho, tú le lanzaste un besito, te diste la vuelta y tu figura desapareció por la esquina, dejando el rastro del paso de un ángel. ¡Adiós mi amor, ha sido tan hermoso¡ Y mi corazón se quedó con tus ojitos, con tu angelical rostro. Necesitaba levantar el ánimo, el taxi se detuvo en un bar, pero no de camioneros, era el Montehermoso, le recuerdas, y sabes que pedí, sí, un café, era espumoso y al echarle azúcar se retiró parte de la espumita y formó la figura de un corazón. ¿Fue un sueño? ¿Fue realidad? ¿Esa figura de corazón es una premonición? La repuesta la tienes tú mi amor.